playstation classic mini

PlayStation Classic Mini – La consola retro de Sony

Playstation es mi plataforma de juegos preferida, y más aún la PSX (o PS1), que es mi consola preferida de lejos. Por ese motivo podría no ser objetivo, pero haré un esfuerzo a la hora de hablar de PlayStation classic mini.

Vista comercial de la playstation classic

Sony se subió al carro de las consolas retro mini, una tendencia que inició Nintendo en 2016 con la NES classic mini. La PlayStation classic mini salió a la venta en 2018 y, aunque Sony pensaba que sería un éxito total de ventas, la verdad es que acabó siendo un desastre.

Ese desastre de ventas no es del todo malo, sobre todo para los fans. Este hecho ha propiciado que el precio de la PlayStation classic mini haya caído en picado y, a día de hoy, podemos comprarla a un precio más que decente.

Para que os hagáis una idea, el precio en su lanzamiento era de 100€ y se ha llegado a poder encontrar a tan solo 30€ durante ciertas promociones. A día de hoy la podemos encontrar a un precio que ronda los 40€, cosa que también está genial.

PS1 classic mini, la consola retro de Sony
Haz click en la imagen para ver el precio en tienda

Puedes mirar los precios de la PlayStation Classic en ESTE ENLACE.

Pero hablemos del fracaso de la PS1 classic mini. ¿Por qué se vendieron menos unidades de las esperadas? Pues básicamente, la clave de su fracaso está en los juegos.

Y no digo que tenga una colección de juegos malos. Es cierto que hay algunos juegos incluidos que son inexplicables ¿Intelligent Qube? ¿Mr. Driller? ¿Jumping Flash!? ¿Enserio? No digo que sean malos títulos, pero desde luego no son tan representativos como otros que no están incluidos.

Sin duda se echan de menos muchos títulos únicos de PlayStation como Crash Bandicoot, Medievil, Spyro the Dragon o Soul Reaver. Para mi gusto, pillar una PlayStation classic mini es como si comprásemos una NES classic mini en la que no apareciera ni Super Mario, ni Kirby, ni Donkey Kong ni ninguno de los grandes clásicos de Nintendo.

Que sí, que entre los títulos incluidos en PlayStation classic mini hay juegazos como Final Fantasy VII, Tekken 3, Oddworld o Metal Gear Solid. Está claro que el problema no es la selección de juegos en sí, sino la falta de más títulos además de los ya incluidos.

Se podría haber solucionado haciendo una selección de 25 o 30 juegos en lugar de 20. Así podrían haberse incluido otros más representativos y los fans de Sony hubieran quedado satisfechos. Peeeeero ya sabemos cómo acabó la cosa.

Aún así me parece una buena consola retro mini y, sin duda la recomendaría (más aún a los precios a los que se pueden encontrar a día de hoy).

La PlayStation Classic Mini viene con dos mandos e incluye los siguientes 20 juegos:

Juegos pre cargados de PlayStation Classic
  • Battle Arena Toshinden
  • Cool Boarders 2
  • Destruction Derby
  • Final Fantasy VII
  • Grand Theft Auto
  • Intelligent Qube
  • Jumping Flash!
  • Metal Gear Solid
  • Mr. Driller
  • Oddworld: Abe’s Oddysee
  • Rayman
  • Resident Evil Director’s Cut
  • Revelations: Persona
  • Ridge Racer Type 4
  • Super Puzzle Fighter II Turbo
  • Syphon Filter
  • Tekken 3
  • Tom Clancy’s Rainbow Six
  • Twisted Metal
  • Wild Arms

Contadnos vuestras impresiones en los comentarios y escribidnos sugerencias sobre qué os gustaría leer. ¡Ah! y no dejes de seguirnos en nuestras redes: Facebook, Instagram Y Twitter!!!

Compartir

2 comentario en “PlayStation Classic Mini – La consola retro de Sony

  1. Es más que evidente que Sony hizo algo mal porque esta mini debería haber vendido como el pan recién hecho. El precio de lanzamiento fue muy alto, eso para empezar. Y hay que sumarle que el catálogo de juegos está cojo. Echo en falta el maravilloso Tony Hawk’s pro skater 2, Resident Evil 2, Fifa 98, Castlevania Symphony of the Night, Silent Hill… más los que habéis nombrado vosotros. Lo dicho, tenía las papeletas para haber sido la mejor y Sony, por querer sacar dinero fácil, ha dejado escapar una gran oportunidad. Desde mi opinión, el negocio de las consolas minis ha llegado a su fin por dos motivos: el mercado está saturado y las Raspberry actuales no pueden o no son rentables para emular N64, Saturn, Dreamcast, Ps2, etc.

    Saludos.

    1. Lo peor de todo es eso que dices: lo tenían súper fácil para haber hecho la que, posiblemente, fuera la mejor consola mini y, sin embargo, la cagaron. Una auténtica pena, pero es lo que hay. Saludos!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *