Mashle magic and muscle

Mashle magic and muscles – el manga que cruza a Harry Potter con One Punch Man

¿Algunas vez te has preguntado qué pasaría si el universo de Harry Potter y el de One Punch Man convergieran en uno solo? Si nunca lo has hecho es porque eres una personal normal. Sin embargo, por ahí anda suelta gente con ese tipo de inquietudes y, gracias a ellos, se ha creado el maravilloso manga titulado «Mashle magic and muscles«.

Mashle Magic and Muscle

El mundo de «Mashle magic and muscles» es una invención del autor Hajime Komoto y lleva editándose desde principios de este mismo año (2020). La serie manga lleva ya 30 capítulos publicados y la revista encargada de dichas entregas no es otra que Shonen Jump. También la podéis encontrar Traducido al inglés y publicada de manera digital en plataformas como Manga Plus.

Además, dichos capítulos se están recopilando en volúmenes. Actualmente han sido publicados 2 volúmenes y el tercero se espera para el 2 de octubre de 2020.

Volumen 1 de Mashle

Hechas las presentaciones formales, pasemos a analizar la obra, que es lo que nos interesa. «Mushle magic and muscles» cruza elementos fantásticos típicos de un mundo mágico con superpoderes, todo ello contado desde un punto de vista humorístico.

La historia nos presenta un mundo llamado Magic Realm (Reino Mágico) en el que poseer aptitudes mágicas es lo común. Los magos obtienen prestigio en base a su nivel de magia y, de esta forma, se crea un sistema social jerarquizado. Los magos más poderosos se posicionan en la cúspide de la pirámide y los más mediocres en la base.

En el seno de esta sociedad se encuentra nuestro héroe, Mash Vandead. Nos encontramos ante un joven que no tiene ni un gramo de capacidad mágica. Es decir, que es un muggle de cabo a rabo, de los de toda la vida, como tú o como yo. Mash vive con su padre adoptivo, Pops, quien tiene un plan para él.

Pops hace entrenar a Mash todos los días, sin excepción. Le impone un entrenamiento físico de lo más completo y, gracias a él, Mash desarrolla unas aptitudes físicas descomunales. De modo que, aunque no es capaz de utilizar magia en absoluto, dispondrá de algo que podríamos llamar superpoderes… Aunque otros lo llamarían fuerza bruta.

Mash Vandead nos va a recordar, sin remedio, a Saitama, el protagonista de One Punch Man. No sólo por su historia (un tipo normal que entrena y se convierte en un arma de destrucción masiva gracias a su descomunal fuerza), sino también por su actitud. Mash se comporta de forma muy similar a Saitama, desbordando desinterés y pasotismo en cada cosa que hace, cosa que, a pesar de todo, no le impedirá salir siempre triunfal sin apenas esforzarse.

Mash Vandead

El autor, Hajime Komoto, busca a propósito ese acercamiento hacia la mítica figura del anime más actual para parodiarlo. Aunque tampoco busca reírse se él o ridiculizarlo , más bien es un homenaje a un estilo que arrasa y una continuación del legado originado.

Y esta no es la única parodia que encontramos en la serie, pero antes de explicar más sobre este tema, voy a profundizar un poco en la trama. Para ello os tengo que presentar a Brad Coleman, un inspector de policía que, en un momento dado, perseguirá a Mash por no poseer aptitudes mágicas, alegando que la gente como él es un lastre para la sociedad y que deben ser eliminados.

Mash y el inspector Coleman se enfrentan en un combate. Mash utiliza su fuerza para frenar los ataques mágicos de Coleman y romper sus defensas, derrotando de esta manera al inspector. Coleman, asombrado, acepta la derrota y le propone algo: si quiere que le deje hacer vida normal tendrá que entrar en el colegio de magia más prestigioso del mundo y quedar el primero de su promoción para convertirse así en el Visionario Divino.

De modo que Mash acepta e ingresa en la escuela. Desde ese momento nos encontraremos con desternillantes situaciones en las que el protagonista deberá realizar diversas triquiñuelas para disimular su falta de capacidad mágica e imponerse al resto de estudiantes. Estas triquiñuelas están promovidas por el uso de su fuerza, cosa que deberá enmascarar de las formas más absurdas y surrealistas que puedas imaginar.

El colegio de magia donde suceden los hechos de esta historia recibe el nombre de Easton Magic Academy y, por supuesto, es un claro guiño a Hogwarts, el castillo-escuela de la saga Harry Potter. De hecho su apariencia es muuuuy similar y las coincidencias no solo acaban a nivel físico y conceptual, sino que van más allá.

Los alumnos de la Easton Magic Academy están encuadrados en diferentes casas. Obviamente no son las mismas que encontrábamos en Hogwarts (Gryffindor, Slytherin, etc. ), pero la idea es la misma. En este caso, hay 3 casas diferentes: Adler, Orca y Lang, cada una con su propio escudo.

Tal es la similitud con el mundo de Harry Potter que incluso encontraremos un ente encargado de determinar a qué casa va cada alumno. Por supuesto este ente no será el mítico sombrero clasificador, sino un esqueleto de unicornio llamado Sorting Unicorn.

easton magic academy de Mashle

Si analizamos el contenido de la obra nos daremos cuenta de que lo que Hajime Komoto pretende contar no es más que una lucha de clases. Mash Vandead comienza en el escalafón más bajo de la sociedad, a los pies de la pirámide. Sin embargo, aunque Mash está desprovisto del bien más preciado de Magic Realm, la magia, cuenta con un elemento inesperado: su increíble fuerza. Esa será su única arma para luchar contra el sistema y lo hará con perspicaces estratagemas cargadas de humor.

Si queréis que os de mi opinión os diré que «Mashle: Magic and Muscles» es un manga muy divertido que, a pesar de estar cortado por el mismo patrón de One Punch Man, me ha sorprendido gratamente. Si te gusta el humor absurdo las risas están aseguradas y esa parodia que hace tan descarada pero, al mismo tiempo, tan cuidada del universo de Harry Potter me ha dejado totalmente embelesado.

Concluyendo, yo lo estoy leyendo con muchas ganas y lo estoy disfrutando a tope, de modo que si os convence el concepto os animo a que le echéis un ojo y nos contéis en los comentarios qué os ha parecido.

Por último os recuerdo que podéis seguirnos en las redes sociales Facebook e Instagram.

¡¡¡Hasta la próxima Frikis!!!

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *