El pueblo de Silent Hill

La realidad tras los juegos de Silent Hill

La realidad tras los juegos de Silent Hill no dista mucho de la ficción, ¿os habéis preguntado alguna vez si todo esto ocurriese de verdad?¿existirá un ápice de realidad tras la oscuridad y el silencio de Silent Hill?

El pueblo Silent Hill en la realidad

Como ya hemos visto, a lo largo de la saga, la historia nos conduce una y otra vez hasta el pueblo de Silent Hill, junto al lago Toluca, en California. La necesaria pregunta resulta en si este lugar existe en realidad o no.

Pues bien, si vais a google e introducís las coordenadas decimales 34.1580849, -118.3878454, tendréis delante vuestra el Lago Toluca en California, Estados Unidos.

La realidad tras los juegos de Silent Hill
La realidad tras los juegos de Silent Hill

Algunos que hayan jugado podrán percibir que a veces tenemos la sensación de estar ante un pueblo pequeño, aunque en realidad Silent Hill tiene un tamaño considerable puesto que podremos encontrar desde un centro comercial a un hospital, los cuales son edificios presentes en núcleo poblacionales de un mínimo discreto. Pero, ¿dónde está?

La historia del pueblo es realmente inquietante desde un principio. Los primeros archivos históricos datan de 1600 en cuyo momento el lugar estaba habitado por tribus indígenas americanas. Éstos nativos eligieron la zona por su inhabitual belleza y erigieron por la zona un templo para realizar sus rituales religiosos.

Disfruta más sobre Silent Hill en el podcast de Friki Station

Un siglo más tarde, desgraciadamente, las tribus fueron expulsadas y en el mismo lugar se erigió una iglesia cristiana. Los primeros colonos sufrieron numerosas epidemias que obligaron a que ese primer pueblo no noativo fuese abandonado.

Entorno al siglo 17, se decidió aprovechar el lugar para crear una prisión y, nuevamente, una epidemia asoló la zona y volvió a ser abandonado. Que un Dios sea expulsado y sustituido por otro nunca ha resultado bien, pero eso es otro tema.

Una década después se descubrió una mena rica en carbón y, en pleno apogeo y necesidad de tal material, se volvió a utilizar este asentamiento durante la Guerra Civil Americana. Al finalizar la mencionada, el campamento de prisioneros aprovechado se transformó en un centro turístico de gran belleza. No hay que olvidar que los primeros asentamientos nativos lo eligieron por este mismo motivo.

Todo parecía tranquilo y apacible hasta que, finalmente, una secta decidió hacer de este lugar su centro para practicar rituales extremistas religiosos. Son los sucesores de la primera tribu que pobló la zona. La denominada Orden que habita en Silent Hill.

La secta no ha dejado de traficar con drogas alucinógenas – entre otras – y sus actos han resultado en violencia y controversia con lo que, bien podéis imaginar, los continuos conflictos que no han dejado de tener con la policía desde entonces.

Cómo localizar el pueblo de Silent Hill

No os extrañará comprobar que las coordenadas del lago Toluca no concuerdan con el pueblo de Silento Hill y localizar no es tarea fácil. Por ello os facilitamos una información por algunos desconocidas de que, el pueblo de Silent Hill, en realidad se llama Centralia y lo podeís localizar bajo las coordenadas 40.803333°, -76.341667.

Continuamos la historia donde la dejamos, en el siglo 18. Centralia fué registrada por primera vez en el catastro en 1866 y la principal ocupación de la población, como podéis adivinar, era minera. Su producción y enriquecimiento económico conoció un auge durante la época pero decayó hacia finales del siglo 20.

El pueblo de Centralia. Inspiración de Silent Hill.

Durante la recta final, con pocos habitantes el pueblo sufrió una nueva catástrofe. La mina de carbón se incendió. Durante semanas las mineros trataron de sofocar el incendio de las cuevas pero este material es altamente inflamable y tras semanas la tierra del pueblo seguía ardiendo. El pueblo de centralia, literalmente, se quemaba vivo y su calor se propagó hasta depósitos de gasolina cercanos en los que se llegaron a medir los 78ºC de temperatura. Esto hizo que bomberos y autoridades se volcasen aún más en el problema. Los tanques de gasolina no debían explotar.

En 1984 el Congreso de los Estados Unidos asignó más de 40 millones de dólares para la reubicación de los habitantes de Centralia a Mount Carmel y Ashland. Centralia fué finalmente abandonada y ahora se conoce como Silent Hill.

Como ya sabéis se dice que el suelo aún arde bajo el asfalto con el calor del mismísimo infierno impulsado por el carbón y la gasolina. Ésta es la realidad tras los juegos de Silent Hill.

Compartir

5 comentario en “La realidad tras los juegos de Silent Hill

  1. Un post muy guapo Elfo Lionblanc. He estado buscando imágenes y es acojonante ver el suelo resquebrajado y el humo de la combustión saliendo a su través a modo de niebla. No es de extrañar que el director del juego se inspirara en este lugar tan terrorífico para crear la historia de Silent Hill.

    Por cierto, tal y como dijisteis en el Podcast, el efecto niebla tan famoso del primer Silent Hill era un herramienta para enmascaras las deficiencias gráficas del videojuego, ¿no? Por lo tanto me imagino que primero crearon el apartado gráfico del juego y luego se inspiraron en este lugar para bautizarlo. Al menos la lógica me hace pensar que debió ser así XD. ¿No crees?

    1. ¿Has buscado las coordenadas? Da que pensar. Y, personalmente, me impresiona cómo grandes mentes sacan partido de contextos negativos, como el ejemplo que indicas de la niebla en el juego. Creo que es tal y como mencionas y ha generado un recurso muy reutilizado en juegos de esta índole.

      ¡Gracias por comentar!

      1. Bueno, el efecto niebla se utilizaba en otros muchos juegos precisamente para eso, para que no se notase que había una cadencia gráfica importante. Pero ellos fueron los únicos que supieron incorporar ese elemento necesario a la historia y convertirlo en prácticamente un protagonista más.

        Por cierto, nunca he sido capaz de jugar a este juego… Bueno, ni a este ni a ningún otro del género Survival Horror. Son juegos demasiado cardíacos para mi gusto y me pongo muy nervioso (es otra forma de decir que me dan tanto miedo que no controlo mis movimientos XD). En resumen, siempre he tenido que recurrir a amigos con nervios más templados que los míos para ver cómo jugaban. Solo así fuí capaz de ver juegos como Silent Hill, Resident Evil, etc.

  2. Grandisima historia y muy curiosa, no sabia que estaba basada en algo real. Gracias por el post y animo para los siguientes!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *