gogos crazy bones

Gogo’s Crazy Bones – La historia de Magic Box hasta SuperThings

¿Recordáis las colecciones de Gogo’s Crazy Bones? Si te criaste en los 90 estoy seguro de que te acordarás de ellos. Eran la adaptación moderna del clásico juego de las tabas, que se remonta a la antigua Grecia, y se hicieron súper populares. ¿Siguen sin sonarte? Eran esos muñecos pequeños, fabricados en plástico duro y de colorines, que se vendían en todos los quioscos. ¿Ahora sí, no? De todos modos, en este artículo haremos memoria e intentaremos poner en pie toda la historia de estos míticos juguetes coleccionables. ¡Vamos al lío!

¿Qué eran los Gogo’s Crazy Bones?

Empecemos por lo básico. Como ya he dicho antes, los Gogo’s eran unos muñecos pequeños (entre 1 y 2 cm), que se fabricaban con una especie de resina o plástico duro. Al principio representaban principalmente rostros y tenían unos diseños muy llamativos y originales.

Gogo's crazy bones originales de la serie 1

Se fabricaban en un único color que podía variar según la suerte que tuvieras. Por supuesto, algunos colores molaban mucho más que otros, así que la calidad de un mismo Gogo podía variar bastante en función del color que tuviera. Recuerdo que hubo una época en que nos chiflaban los Gogo’s transparentes y casi nos matábamos por conseguirlos. Sin embargo, muy pronto nos percatamos de que en ese color los detalles apenas se apreciaban, y que eran preferibles los modelos en colores opacos tales como el azul, rojo o verde, ya que la calidad del acabado era mucho mayor.

¿SABÍAS QUE EN FRIKI STATION TENEMOS NUESTRO PROPIO PODCAST?

¿Dónde surgieron?

Gogo's crazy bones de Magic Box

Los Gogo’s fueron producidos por una empresa juguetera de Barcelona llamada Magic Box. Esta empresa ya había tenido éxito anteriormente con el lanzamiento de álbumes de cartas de fútbol y de Mad Caps, también conocidos como los Tazos en nuestro país. En fin, antes de los Gogo’s, Magic Box ya lo estaba petando muy fuerte, pero seguramente su lanzamiento en 1996 sería lo que pondría en órbita a la compañía y le llevaría a tener éxito internacional.

¿Dónde se compraban?

Album de pegatinas de Gogo's Crazy Bones
Álbum de pegatinas de la primera colección de Gogo’s

A los niños les flipaba el concepto. Tú ibas al quiosco y te comprabas un sobre de Gogo’s Crazy Bones por 100 pesetas (si no recuerdo mal ese era su precio). Era un sobre de plástico del malo con una imagen plasmada en la que podías ver a los Gogo’s botando felizmente de un lado para otro. En su interior venían dos de estos muñecos acompañados de un par de pegatinas.

Con estas pegatinas podías completar un álbum que comprabas en el mismo quiosco y, además, te ayudaban a hacerte una idea de cuál era la idea conceptual de cada diseño, ya que a veces el resultado final de los Gogo’s resultaba un tanto dudoso. El álbum de la primera edición creo recordar que costaba 50 pesetas, aunque en ediciones posteriores lo subieron a 100 pesetas.

En fin, tú ibas allí, pagabas y, con toda tu ilusión abrías la bolsa. Siempre esperabas que te tocaran los más molones o los que te quedaban para completar la colección. Sin embargo eso no siempre ocurría, así que para conseguir los Gogo’s que buscabas solo tenías dos opciones. O bien recurrías al trueque y lo intercambiabas con algún otro coleccionista, o bien lo retabas e intentabas derrotarlo y hacerte con él en un duelo a muerte.

¿Cómo se jugaba con los Gogo’s Crazy Bones?

Había muchas formas de jugar. Recuerdo que nuestro juego preferido era poner a los Gogo’s frente a una pared, en línea, como si fueran las víctimas de un pelotón de fusilamiento. Luego cogíamos otro Gogo de nuestra colección y lo lanzábamos contra ellos. El jugador que conseguía derribar con un impacto directo a otro Gogo, se lo quedaba y lo añadía a su colección. Cada uno elegía el que quería poner en juego, pero a veces, como os he dicho, se formulaban auténticos desafíos y los Gogo’s más deseados se ponían en juego. ¡Aquello era una locura y no era raro que a veces acabáramos peleados!

Interior de álbum de la primera edición de Gogo’s con instrucciones para jugar

Por cierto, en el álbum que te vendían para pegar las pegatinas (al menos en el de la primera edición) venían instrucciones sobre varias formas de jugar a los Gogo’s Crazy Bones. Ahí os he dejado una imagen en la que se explica como jugar a La Bomba y Al Vuelo.

Como podéis ver no solo lo ilustraban, sino que también ofrecían una detallada explicación con las reglas a seguir. La intención era buena y los editores de Magic Box intentaban dar ideas a los niños para que jugaran con sus juguetes de múltiples formas. Sin embargo, la verdad es que apenas le echábamos cuenta y jugábamos como nos daba la gana. De modo que su presencia es meramente anecdótica, aunque la verdad que a nivel de edición es un detalle bonito que a día de hoy es de agradecer.

Como elemento de coleccionismo los Gogo’s Crazy Bones fueron todo un acierto. Sin duda era realmente complicado (y caro, sobre todo para un niño) hacerse con toda la colección. Además, no solo hubo una única colección. Después de la primera edición se editó una segunda y algunas especiales como las colecciones de Gogo’s Things, Ghost o Sports. Y a todo esto hay que sumarle otras colecciones alternativas promocionadas por marcas.

Gogo’s promocionados por Coca-cola

Si no recuerdo mal, Coca-cola fue la primera marca en ofrecer Gogo’s Crazy Bones por comprar sus productos. No lo tengo muy claro porque la memoria se vuelve difusa en aquellos años bisoños, pero creo que podías reunir tapones de Coca-cola y, al conseguir cierto número de ellos, los podías cambiar por una bolsa de Gogo’s. Como os digo, no tengo del todo claro que el sistema fuera ese, lo que sí que recuerdo con claridad era el anuncio de televisión de la promoción.

En el mismo se veían a algunos de los Gogo’s más famosos botando de un lado para otro mientras hablaban. Aparecían Ghost (el número 22 de la colección, el fantasma) y Long John (el pirata, número 26). Yo lo vi y me quedé flipando, así que pedí a mis padres que compraran Cocacola. En un principio ellos se negaron, pero gracias a mi insistencia, cierto día acabaron cediendo y así me hice con mi primera bolsa de Gogo’s.

Recuerdo perfectamente que me tocaron James Bone (el número 33) y E.T. (número 23). A día de hoy aún los conservo, aunque a James Bone le falta un buen trozo de plástico ya que era de mis preferidos y lo utilizaba a menudo como proyectil.

Yo quería más, pero mis padres se negaban a seguir comprando Coca-cola. Yo me resigné hasta que un buen día descubrí que vendían paquetes de Gogo’s en el quiosco que, haciendo gala de una estrategia napoleónica, se ubicaba frente a mi colegio. Desde ese momento ya no existían las excusas. Podía utilizar mi escueta paga para comprar todos los gogos que pudiera (que no eran demasiados, pero a mí me valía).

Más tarde salió una colección especial de Gogo’s más grandes a los que llamaron Bombers y que tenían una calidad impresionante. Algunos eran conceptos totalmente nuevos, pero otros estaban basados en modelos clásicos ya existentes, como si fuesen una especie de evolución de estos. Poseían un gran acabado y su mayor tamaño les permitía contar con muchos más detalles y con una componente tridimensional que les daba un aspecto brutal. Creo que estos se conseguían enviando códigos de barras de las botellas de Coca-cola por correo, aunque una vez más no soy capaz de asegurarlo al cien por cien… ¡Ay! Esos recuerdos…

De los Bombers solo conservo uno que está basado en Grumpy, el número 21 de la colección original de Crazy Bones. Os dejo una foto junto a dos Gogo’s originales (que servirán de escala) para que veáis cómo molaba:

Bomber Gogo's de Coca cola

En definitiva, que Magic Box consiguiera crear esta simbiosis con Coca-cola fue todo un acierto. El anuncio se transmitió en todas las cadenas de televisión y llegó a montones de niños. Todos vieron esa imagen de los Gogo’s botando y les pareció un concepto súper divertido. Se dieron a conocer a gran escala, a nivel internacional. La promoción de Coca-cola no fue solo nacional, sino que también llegó a otros lugares del mundo como Sudamérica, donde se conocieron como Hielocos. Y rápidamente, todos los niños se dieron cuenta de que podían hacerse con esos muñecos coleccionables tan simples, pero tan molones, en su quiosco más cercano. Fue todo un éxito y los niños comenzaron a comprar en masa los paquetes de Gogo’s.

Promociones de otras marcas

Coca-cola no sería la única marca en promocionar los Gogo’s. Más tarde, McDonalds se decidió a ofrecer una colección especial de Gogo’s en los Happy Meals. No eran Gogo’s normales, estos eran más grandes de lo común y recibieron el nombre de Monsters Crazy Bones. Reprodujeron algunos de los más famosos de la colección original y crearon otros nuevos con motivos de Halloween. Lamentablemente, a España no llegó esta colección… O al menos yo no la recuerdo… Si a alguien le suena haber vivido en sus carnes algo de esto, por favor que me lo cuente en los comentarios de esta misma página.

Monster Gogo's ofrecidos en el happy meal de McDonalds
Los Monster Crazy Bones que venían de regalo en el Happy Meal de Mcdonalds

La asociación comercial que sí destacó en España fue la que se produjo entre Magic Box y Kellogg’s. Por si alguien anda despistado, Kellogg’s es la famosa marca productora de cereales de todo tipo. Esto supuso la producción de una nueva colecciones de Gogo’s exclusivos que solo se podían conseguir consumiendo estos cereales. Recibieron el nombre de Mega Gogo’s y, como en el caso de McDonalds, poseían un gran tamaño. Sin embargo, estos no eran reproducciones de los modelos ya existentes magnificados, sino que eran diseños totalmente nuevos.

Esta colección era mucho más grande que las demás, aunque su acabado no me gustaba demasiado. Os explico el por qué: Eran mucho más planos y el acabado de relieve no era tan espectacular. Además, los diseños no molaban tanto y todos parecían estar cortados por un patrón de forma muy similar. De estos conservo tres modelos y creo que si os cuelgo una foto y lo comparáis con los anteriores entenderéis lo que os digo.

Colección de Mega Gogo's de Kellogg's

Estos se conseguían directamente en los paquetes de cereales. Recuerdo que los abría y lo primero que hacía era meter la mano hasta el fondo, rebuscar entre los Choco Krispies y sacar el preciado Gogo. A mi madre no le hacía mucha gracia, principalmente por aquello de la higiene, pero el ansia me podía.

Otra importante marca que se asoció con Magic Box para ofrecer una colección exclusiva de Gogo’s fue Phoskitos. Os seré totalmente sincero: No tengo ningún tipo de recuerdo de esta colección. Y me extraña mucho que eso sea así, pues yo era un asiduo consumidor de Phoskitos. Además, me los comía precisamente por sus regalos. Es la puta realidad, me gustaban más los Bollicaos pero prefería los regalos que daba Phoskitos. En fin, no sé si me pilló despistado o es que esta promoción salió al mercado cuando yo ya había crecido un poco más y estaba fuera del mundillo de los muñequitos coleccionables, pero lo que tengo claro es que no recuerdo nada de nada.

En cualquier caso, Magi Box desarrolló una serie de Gogo’s llamada Aliens y que, como os podéis imaginar, representaba monstruos extraterrestres. La verdad es que he las imágenes muestran unos muñecos con gran cantidad de detalles y unos diseños muy interesantes. A mi por lo menos me molan un montón y, la verdad, me da mucha pena no haberlos coleccionado.

Gogo’s Crazy Bones / Urban Toys (2007)

El momento de gloria de los Gogo’s en España acabaría antes de entrar en el nuevo milenio. La última colección que recuerdo haber comprado fue la de Deportes. Sin embargo, aunque los diseños eran cada vez más complejos, ya no generaban el mismo interés entre los niños.

El tiempo pasó y algunas colecciones poco exitosas vieron la luz en ese periodo, pasando sin pena ni gloria (Yo ni siquiera recuerdo haberlas visto en España). En este último grupo englobo a la colección Aliens (1999), Sports serie 2 (2000) o The New Generation (2005). Sin embargo, en el año 2007 sucedió algo importante en la historia de los Gogo’s. Magic Box decidió hacer un reboot de la franquicia, darle un lavado de cara y reiniciarla desde cero. Por supuesto, intentó que el concepto de Crazy Bones se ajustara a los nuevos tiempos. Fue así como creo un novedoso y original catálogo que dio lugar a un segundo boom de estos juguetes coleccionables.

urban toys

De esta nueva colección debemos destacar que los muñecos dejaron de ser monocromáticos (cosa que, por otro lado, ya sucedió en Aliens). En esta ocasión, cada personaje tenía diferentes colores y esos colores se encargaban de dibujarles detalles como ojos, bocas, logos, etc.

Otra característica es que los Gogo’s pasaron a tener una apariencia humanoide, constituyéndose como pequeños monstruitos de cuerpo completo. Esta tendencia fue evolucionando poco a poco y ya desde la serie 2 pudimos ver como, además de rostros, también se representaban algunos personajes completos (por ejemplo el que es un jugador de hockey). Personalmente sus diseños me parecen muy bonitos y, a pesar de la nostalgia y siendo totalmente objetivos, he de admitir que superan por mucho a los originales.

Quizás estos Gogo’s no tuvieron la misma repercusión mediática que los originales. Creo que esto fue debido a un cambio en el tipo de juguetes que los niños utilizan, una pérdida de interés en los coleccionables y, sobre todo, a una reducción de la promoción. Me refiero principalmente a que no hubo grandes asociaciones con marcas comerciales de renombre, como hicieron anteriormente, y eso les arrebató la gran visibilidad con que contaron los originales. Aun así, esto no quiere decir que no tuvieran bastante éxito. De hecho, la producción de los mismos fue muy prolífera y se extendió por un periodo de 10 años, hasta 2017, sacando durante todo ese tiempo un buen número de colecciones diferentes.

SuperThings (2016)

Magic Box siguió innovando, dándole vueltas y redundando en la idea de los Gogo’s. Se negaban a abandonar la idea de los muñecos pequeños y coleccionables, ¡y menos mal que no lo hicieron! Fue justo así como nacieron nuevas ideas como los Bungees, los Zomlings o los Star Monsters. Los diseños de estos nuevos juguetes estaban bastante bien y traían asociadas ideas muy buenas. Sin embargo no sería hasta 2016 cuando Magic Box volvería a dar con la tecla y sacaría al mercado un nuevo concepto de éxito: Superzings.

Superzings salió a la venta como unos Gogo’s de diseños muy currados, muy coloridos y fabricados en un material de goma blanda. Estaban basados en el mundo de los super héroes y sus personajes vienen representados como parejas de antagonistas. Esto quieres decir que cada super héroe tendrá un super villano asociado y que ambos son enemigos a muerte. Por ejemplo, un Sandwich será el enemigo mortal de una Sandwichera, un trozo de queso se llevará a matar con el rallador, el némesis de una naranja será un exprimidor etc.

En fin, el concepto es muy divertido, aunque no voy a entrar en muchos más detalles ya que hablé de SuperThings largo y tendido en algunos artículos anteriores que te dejo a continuación por si te interesan:

superthings logo Más artículos sobre SuperThings en Friki Station:

– SuperThings – Qué son, cómo jugar con ellos y dónde encontrarlos

– SuperThings Secret Spies – Empezando mi nueva colección

– Comprar SuperThings Baratos – Trucos para que ahorres con Super Zings

– SuperThings Power Machines y BattleSpinners

– Abriendo sobres de SuperThings Power Machines

Al principio, Superzings tuvo un éxito discreto, pero a partir de 2018 comenzó a hacerse muy popular. De momento podías ver a multitud de niños jugando con ellos y en cada tienda de barrio había expositores para que pudieran ser comprados con toda facilidad. Magic Box lo había vuelto a hacer, había conseguido volver a poner de moda el concepto de los pequeños muñecos coleccionables.

Después de 6 series de muñecos y con la séptima serie a la vuelta de la esquina, la marca sigue estando en auge. Este mismo año, por algún motivo que desconozco, cambió el nombre de Superzings a SuperThings, coincidiendo esta reforma con el lanzamiento de Spies Series, una colección que por cierto me parece flipante. Tan flipante me parece que, de hecho, hace muy poco empecé mi propia colección de SuperThings.

super things secret spies, la evolución de los Gogo's crazy Bones

En fin, creo que hemos hecho un repaso más que completo a la historia de como Magic Box Creó los Gogo’s y de como estos evolucionaron hasta convertirse en SuperThings. Me queda pendiente hacer una entrada con todas las colecciones clásicas de los Gogo’s Crazy Bones y otra donde os muestre mi colección personal de Gogo’s (una de mis posesiones más valiosas a nivel nostálgico XD).

Espero que hayáis disfrutado del viaje y que me dejéis comentarios aquí abajo con cualquier cosa que se os ocurra. Si eres un gran friki de los Gogo’s y ves algún error en lo que acabo de contar, por favor dímelo. Mucha de esta información sale directamente de mi cabeza y es difícil ordenar recuerdos tan antiguos, así que cualquier ayuda que me sirva para hacer que toda esta información sea más veraz será bienvenida.

Y si os gusta este tipo de contenido, no olvidéis explorar nuestro blog en busca de más y seguirnos en nuestras redes sociales, Facebook y Twitter, para no perderos futuras entradas y seguir leyéndonos.

¡Un saludo y hasta la próxima, Frikis!

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *