Atomic Runner (Mega Drive) – Análisis

Atomic Runner es un videojuego puramente de acción, un run & gun repleto de zonas frenéticas y un sinfín de enemigos que querrán dar caza a un científico con sed de venganza. Revive o descubre este clásico de Mega Drive con el siguiente análisis.

El objetivo de esta entrada es describir y comentar, desde mi experiencia personal, diferentes puntos de este juego desarrollado por Data East, además de daros algún consejo para que lo podáis terminar más fácilmente. Pero antes voy a detallaros una ficha con información de interés, así como contaros la trama de este título para la 16 bits de Sega.

Atomic Runner PAL
Portada europea de Atomic Runner para Mega Drive

Ficha Técnica

Título alternativo: Chelnov (Japón)N.º de jugadores: 1
Fecha de lanzamiento: 1992Formato: cartucho
Desarrollador: Data EastOtras versiones: Arcade y Sharp X68000
Género: acción, run & gunJuego similar: Rygar (Nes/Arcade)

Argumento

El juego nos presenta a un científico que trabaja en un laboratorio con su padre y su hermana, en plan negocio familiar. Pero una noche, al volver a casa de parranda, se encontró la vivienda hecha polvo y al papi con un pie en la tumba. En ese momento, el progenitor le revela quiénes habían sido los culpables: los Deatharians. Y no, no se trataban de unos moteros sino de unos alienígenas que habitaron el planeta Tierra antes que los humanos. Para combatirlos, su padre le regala el trabajo de su vida: un traje capaz de otorgar poderes sobrehumanos a quién lo lleve. Y aunque nuestro héroe llega a ser capturado, logra escapar del control enemigo para vengar la muerte de su padre, rescatar a su hermana y proteger al planeta Tierra.

Ilustración de la recreativa de Chelnov, para decorar el análisis de Atomic Runner.
Artwork original de la versión arcade

A continuación, os copio la sinopsis que aparece en la contraportada del juego que, además de hablarte de usted, no tiene desperdicio:

“Seres alienígenos que habitaron la Tierra miles de años atrás han vuelto para reclamarla como ¡propia! Tome su traje atómico y apronte sus armas para la carrera que lo llevará a través de desiertos abrasadores, cavernas mortales y ruinas antiguas en camino hacia la ¡batalla más grande de todos los tiempos!”

Análisis

El juego consta de 7 fases desarrolladas en diferentes paisajes del planeta Tierra, aunque con muchos toques de ciencia ficción. Por lo tanto, recorreremos lugares descaradamente similares a la isla de Pascua, Egipto, Barcelona o Nueva York. Eso sí, los fondos poseen varios planos de scroll llenos de detalles y animaciones, en donde podrás ver desde una pirámide egipcia motorizada hasta la mismísima Sagrada Familia.

Scan uno para el análisis de Atomic Runner.
Acrobacias a la catalana

Cabe destacar que lo primero que debes de hacer es configurar los controles en el menú de opciones. Este paso tan obvio es esencial para poder disfrutar de este juego al 100%.Por ejemplo, yo me siento más cómodo con disparo a la izquierda en A, salto en B y disparo a la derecha en C. No obstante, el juego ofrece hasta 9 configuraciones distintas adaptadas a todos los gustos.

La jugabilidad os recordará al clásico Rygar, pues puedes saltar sobre los enemigos y lanzar armas o disparar. Cabe mencionar que el personaje va corriendo constantemente por el escenario, a excepción de cuando lucha contra un jefe de fase. Esto supone un elemento más a tener en cuenta a la hora de evitar obstáculos y precipicios, así como para esquivar las balas enemigas. En muchos casos merece la pena pulsar hacia atrás para detener a nuestro héroe, y así disponer de más tiempo para derribar a algún enemigo o estructura hasta que el scroll nos alcance. Dato importante: nunca te quedes pegado al borde de la pantalla.

Scan 2 para el análisis de Atomic Runner.
Esquivando balas en New York

Nuestro científico justiciero dispone de una notable variedad de armas, aunque para mí las mejores son el láser (la predeterminada) y los misiles teledirigidos. De todas formas, también tienes boomerangs, estrellas, círculos de fuego y unas bolas con pinchos que golpean bastante fuerte. Por cierto, el disparo irá ganando en cadencia, alcance y potencia según vayas recogiendo los power-ups escondidos en diferentes elementos del escenario, así como los que portan algunos enemigos. Pero ojo porque si pierdes una vida también perderás los power-ups, y esto puede penalizarte mucho en ciertas zonas del juego. De todas formas, si mueres varias veces seguidas te proporcionarán un super power-up para ayudarte.

En el menú de opciones también puedes elegir el nivel de dificultad, así como el número de vidas y continuaciones. En este sentido, la versión japonesa ofrece más continuaciones que la versión europea, así que si te desesperas en la recta final del juego dale caña al Chelnov. Curiosamente, si aumentas la dificultad aparecerán más enemigos en pantalla y los jefes realizarán movimientos nuevos que te harán cambiar de estrategia. Al fin y al cabo, cada jefe tiene un patrón de ataque y uno o varios puntos débiles que deberás descubrir para eliminarlo.

Scan tres para el análisis de Atomic Runner.
Los moáis no dan crédito a lo que ven

El Frikiconsejo

Para vencer al jefe de la sexta fase, te recomiendo que te sitúes al fondo de la pantalla antes de que aparezca, tal y como te muestro en la imagen de abajo. Una vez allí, sitúate en un punto muerto donde no te den las balas y espera a que se desmonte para poder hacerle daño. Si no haces esto vas a pasarlo regular porque tendrás que esquivar el cañón y varias balas pequeñas a la vez. Pero si te gusta el reto no te quedes con las ganas.

Scan para el frikiconsejo.
Don’t move!

Curiosidades

Este juego se lanzó para recreativas en 1988, aunque con una historia muy diferente: un minero que sobrevive a la explosión de una central nuclear obtiene superpoderes por la radiación recibida, y se dispone a luchar contra una organización secreta que planea usar tales habilidades para hacer el mal. Asimismo, el aspecto visual de este arcade difiere bastante de la versión de Mega Drive, la cual goza de un remozado gráfico que la hace mucho más atractiva. Aquí os dejo una muestra de ello:

Comparativa atomic runner mega drive y arcade
Mega Drive a la derecha y arcade a la izquierda

Conclusión

Atomic Runner pondrá a prueba tus reflejos mientras disfrutas de su banda sonora y de sus escenarios. Además, tiene una jugabilidad sencilla y depurada, armas originales y jefes con patrones variados. Su dificultad ofrece un reto considerable, pero se hace llevadera con un poco de práctica. Es un juego perfecto para echar sesiones de una hora y evadirte de tu rutina de trabajo. Probablemente sea uno de los títulos de mayor calidad para Mega drive, aunque apenas suele nombrarse en los rankings.

Si te ha gustado este análisis sobre Atomic Runner y quieres informarte sobre otros títulos clásicos, te recomendamos esta otra entrada acerca de la historia del polémico Carmageddon para PC. ¡Hasta la próxima!

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *